Amuru Village Health Team

Amuru, Uganda del Norte

Los miembros de el proyecto “Village health Team de Amuru”Una señal de trafico de las minas terrestresGente esperando para servicios del Centro de salud en AmuruUn trabajador del pueblo para  la salud utilizando una bicicleta para ser mas eficiente.

Bikes Not Bombs se ha asociado con el sub-condado equipo de salud del Pueblo Amuru, un grupo de 550 voluntarios que promueve la salud para poner en práctica un proyecto de movilidad personal sanitario en Amuru, Uganda del Norte. Este proyecto proporciona bicicletas, talleres de reparación, entrenamiento mecánico y habilidades de administración de proyectos para los trabajadores de la salud, y desarrolla la gente y su capacidad de poseer y administrar el proyecto a largo plazo. La prestación de servicios de salud rural está apoyado por las bicicletas, las cuales forman un sistema de transportación. Las bicicletas facilitan la movilidad de trabajadores sanitarios y los ayudan en llegar más eficientemente a los pacientes de regiones rurales. 

Desde el 1986 hasta el 2007, la parte norteña de Uganda estuvo agarrada en una guerra civil peleada principalmente por el ejercito “Lords Resistance” contra el gobierno de Uganda. Sin embargo, las verdaderas víctimas de esta guerra eran la gente del norte de Uganda. Más de 100,000 personas murieron y más de 30,000 niños fueron secuestrados y utilizados como soldados o esclavos sexuales. En 1996, 2 millones de personas, el 95% de la población, se vieron obligados por el gobierno a los campos de personas desplazadas internamente con condiciones de hacinamiento y sin saneamiento o agua adecuada. Durante este tiempo en los campos, la gente no podía cultivar la tierra y subsistía únicamente de la distribución de alimentos de la organización de las Naciones Unidas. En 2007, el ejército “Lords Resistance” de Uganda se retiró al otro lado de la frontera en el sur de Sudán y la República Democrática del Congo y la gente del Norte de Uganda regresaron a sus aldeas y pueblos después de 10 años de desplazamiento.

Desde la guerra, las estadísticas de salud que reflejan la realidad cotidiana en el Norte de Uganda han sido nefastas. Cada año 60 de cada 10,000 mujeres mueren en el parto en el norte de Uganda. En comparación 1 de cada 10,000 en los Estados Unidos muere. En el Norte de Uganda la proporción de médicos por paciente es 1 doctor para cada 50,650 personas. En el resto del país esta proporción es mejor: 1 doctor para cada 18,600 personas. Hay un vacío de servicios e infraestructura en las partes rurales del norte de Uganda – y llenar este vacío es el trabajo difícil de los trabajadores sanitarios. Este trabajo habitualmente salva vidas, pero los trabajadores tienen un solo centro de servicios de salud en Amuru. Para la mayoría de la gente los trabajadores sanitarios del pueblo son la única fuente de servicios de salud.

Andar en bicicleta es aproximadamente 4 veces más eficiente de que caminar. Con la aplicación de nuestros bicicletas los trabajadores de salud del pueblo ahorran mucha energía - gran parte de los cuales andaba de pie para dar apoyo sanitario a las partes rurales. Las bicicletas facilitan el trabajo de los trabajadores sanitarios y ayudan a ellos en supervisar, soportar y responder a los problemas de salud de la gente en ubicaciones rurales. En caso de una emergencia una bicicleta es mucho más rápido y eficiente y diminue el tiempo de una respuesta urgente. Ambulancia de bicicleta está utilizada en las áreas que no tiene transportación motorizada.

La colaboración del hospital St Mary’s Lacor - el patrocinador institucional del proyecto - es una parte integral del trabajo de Bikes not Bombs en Uganda. El hospital conecta nuestros voluntarios con trabajadores sanitarios y nos da una base para expansión a otras partes en el Norte de Uganda. El enfoque del hospital St Mary’s Lacor es: “Luchar la pobreza a través de la salud - Enfermedades no son solamente causado por la pobreza, sino que también efectua pobreza. El accesso a la atención médica económica y buena es esencial para romper el ciclo de pobreza que atrapa la gente. Hospital Lacor contribuye al desarrollo social son su asistencia medical accesible para todos.”

Vea arriba para nuestro video de 12 minutos sobre el Proyecto de Trabajadores Sanitarios en el Pueble de Amuru por el director de Programas Internacionales en Bikes not Bombs, David Branigan. Haz tu donación en línea para ayudar especificamente este prouyecto.